lunes, 10 de diciembre de 2012

EL CENTRO DE LA TIERRA ( EDUARDO JORDÁ) Y LA GEOSFERA


En mi libro de Ámbito Científico-Tecnológico, de cuarto de diversificación aparecen dos modelos para clasificar la geosfera, el dinámico y el geoquímico. En ninguno de ellos se dice dónde se encuentran las hemorroides del científico loco. Y me parece recordar que según la Geodinámica, la intensidad del campo gravitatorio disminuye según avanzamos hacia el centro de la Tierra y digo yo que se anulará prácticamente en el mismo centro, de manera que no le costará sostener el peso de este mundo


Allá abajo, muy lejos, hay un punto minúsculo.
Nadie lo ha visto nunca.
Allí todo converge, todo descansa sobre su cabeza.
Héroes y bestias, ángeles y demonios.
Las hemorroides de un científico loco,
los pasos melancólicos de un elefante,
un general muerto de miedo en vísperas de la batalla.
¡Qué terrible responsabilidad para tan poca cosa!
El centro de la tierra sufre migrañas, constipados,
eructos de lava ígnea, flato y dolor de tripa,
una hernia discal.
Siempre que deis un paso sobre la cáscara de la tierra,
acordaos de ese grumo sulfuroso,
esa pobre criatura (deforme, fea, hedionda).
Ella sostiene  el peso de este mundo

16 comentarios:

  1. Buenas y frescas mañanas:
    Acudo interesado al debate entre un nuevo anónimo (que sea bienvenido, se le recomienda la utilización de un seudónimo para futuras, hipotéticas y muy esperadas a tenor del tono de la primera, intervenciones)y Basin.
    Pocos sitios habrá en la red tan adecuados para alojar dicha discusión, porque de eso justamente trata este blog, de eliminar la barrera artificial e impostada entre ciencias y letras. Ojalá Basin y el nuevo anónimo tuvieran mano en las leyes educativas y no los monos borrachos que parecen hacerlas. De esta manera, estarían fuera de lugar, versos como el de Jorge de 'Los Ilegales', cuando cantaba en 'El gran capullo en persona':
    'la época del colegio ya no estuvo tan bien,
    fuimos dos víctimas más,
    de los planes de educación'.
    Parecía inevitable hablar de los pitagóricos, ya aparecieron por aquí en la entrada de Ortega y en la del número pi.
    Actualmente hay en primero de bachillerato una asignatura, Ciencias del mundo contemporáneo, común a todos los bachilleratos que pretende dar esa visión global a todos los científicos, cosa que no sé si consigue.
    Igualmente estafados salen niños brillantes de ciencias que nunca han estudiado un curso de Latín.
    En fin,, lo del torpe aliño idumentario me ha llegado, porque al fin y al cabo soy también un sevillano de profesor por Castilla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el poema, primero que leo de su autor y cuya lectura me ha evocado casi de inmediato aquello que decía, con mayor gravedad desde luego, un personaje de Graham Green en una de sus novelas, a saber, ...si llegaramos al fondo de la cuestión, tendríamos compasión hasta de las estrellas.
    Es, además, un claro ejemplo de la doble perspectiva que en este blog se defiende y que siempre cualquier cosa real permite. El poema así lo sugiere al tiempo que provoca la reflexión sobre, así al menos lo veo, cuestiones morales de urgencia e interés.
    Enhorabuena al poeta nuevo para mí y al coordinador de este blog, Mr.. Partre, que nos proporciobna tan interesantes textos.
    Atentos saludos

    ResponderEliminar
  3. Cuando Faetón se enteró de que su padre era el Sol se fue a su palacio lleno de reivindaciones y no paró hasta que su padre le prestó el carro con el que atravesaba cada día los cielos. Sólo un ratito, dijo , pero tan mal condujo los caballos que prendió fuego y a punto estuvo de acabar con el Universo

    Fumat uterque polus;quos si vitiaverit ignis
    Atria vestra ruent. Atlans en ipse laborat
    Vixque suis umeris candentem sustinet axem.
    (Ovidio, liberII, 295..)

    (Los dos polos humean,si el fuego llega a destruirlos
    vuestros palacios se vendrán abajo
    . El mismo Atlas padece
    y a duras penas sostiene con sus hombros el encendido eje de la tierra )

    Esta era la misión de Atlas, sostener en sus hombros la columna del cielo y la tierra.Ël también como en los versos citados soportaba los efluvios buenos o malos de los hombres. Hércules lo sustituyó en una ocasión y Atlas no quiso retomar el mundo pero Hércules, para evitar la hernia discal, le pidió salir para ponerse una almohadilla, Atlas infeliz aguantó el mundo mientras tanto y Hércules salió pitando a lo suyo diciendo en griego
    Santa Rita, Rita, Rita,
    lo que se da ya no se quita.
    Sigue allí Atlas, nos cuenta Jordá,y nos acordaremos de él solo cuando la tierra haga algún extraño, pero bien está que los poetas hablen del tema.

    ResponderEliminar
  4. Adivinanza de vez en cuando
    la última era, creo, El nombre de la rosa de Umberto Eco, que ya quedó adivinado por aquí y por allí.
    1.-
    El nombre del/la autora ya está dicho ,y como dijo el poeta, no hay que tocarlo.
    2.-
    Nació en una ciudad de buen castellano pero anduvo por Madrid, por América, eran tiempos de exilio y desventura;
    3.-
    La novela ,literatura femenina, cuenta las memorias de una señorita llamada como nuestro bloguero citó como posible hermana del autor de Ética para Amador.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejando el anonimato15 de diciembre de 2012, 10:36

      Me cuadra Rosa Chacel

      Eliminar
  5. Hola de nuevo, JSP. Me alegro de entrar otra vez en el blog y de estar en contacto con todos vosotros. Unicamente escribo para eso, porque lamentablemente no se me ocurre en estos momentos nada que pueda siquiera compararse con los doctos o divertidos comentarios que suelo, o solía, leer ya que me he tomado unas "vacaciones" últimamente.
    Como de costumbre el texto está muy bien elegido. No sé por qué extraña razón hay una frase que me ha...¿conmovido? Sé que no tiene desperdicio el trozo escogido, pero "los pasos melancólicos de un elefante" me han dado mucho que pensar. Me he imaginado a un señor elefante, un elefante que aplasta con su enorme pata todo lo que haya que aplastar, que si se aproxima furibundo a nosotros nos infunde pavor y que sea pasea ¡meláncolico! He oído decir que el elefante es el màs o uno de los más inteligentes animales. ¿En qué consistirá su melancolía? ¿Lo llevará a una profunda depresión? Daría algo por saberlo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Basin por ese comentario, agudo como siempre y que abre nuevas líneas de interpretación, con lo de Graham Green incluido. ¿habrá en el cuarto verso un homenaje a Chaves Nogales y sus héroes, bestias y mártires?¿o estoy siendo muy rebuscado, como cuando mi progesor de Lengua de la EGB preguntó una posible interpretación al 'compañero del alma, tan temprano' y yo propuse que era porque los fusilamientos solían hacerse al amanecer?
    Un Chaves Nogales, por cierto, que ahora que es mainstream, se lo disputan Javier Marías y Andrés Trapiello, a ver cuál de ellos lo descubrió antes, cuando ninguno lo conocíamos?
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Al que está dejando el anonimato le recomiendo que lo deje radicalmente, como el tabaco, que poco a poco cuesta más. Si no, sería como la frase que Camarón le dijo al cantante de Tabletom (que se parecía al alcalde Marinaleda) y éste le transmitió a Robe de Extremoduro, frase que iba perdiendo gracia, conforme el receptor perdía ingenuidad:
    'Me estoy quitando,
    solamente me pongo
    de vez en cuando'
    Así pues le recomiendo que lo deje del tirón y que se compre el libro 'Dejar el anonimato es fácil si sabes cómo', que a mí me ayudó bastante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Al anónimo del 15 de Diciembre, que me imagino que es Evanesc:
    También yo me alegro de verte por aquí (creo que habíamos convenido en tutearnos). Eso que cuentas de sentirse conmovido por un verso sin saber muy bien por qué es característico de los buenos poemas. Me gusta la idea del señor elefante deprimido, sin embardo cuando se habla de depresiones se suele aludir a la depresión de caballo, y no de elefante.
    En la primera película que yo vi en el cine, 'El libro de la selva' aparece un elefante muy simpático y nada deprimido, el coronel Hathi, que dirige un ejército de elefantes bajo la desaprobación de su esposa, que no lo tiene en estima como militar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Dear woman:
    Ay Faetón! Faetón!, que tienes nombre de cantaor flamenco, Faetón de Pilas o Faetón de Trebujena, o nombre de torero si me apuras.
    La última vez que oí hablar de Faetón fue en las siguientes circunstancias:
    El departamento de cultura clásica, junto con el de lengua de un instituto de la provincia de Guadalajara (España) contrató a un teatro como actividad extraescolar, para que les hablaran de los mitos.
    y el teatro consistía en un único actor, que luego me enteré que era de Alcalá de Guadaira o Alcalá de los Panaderos, muy parecido físicamente al cantante de los Mojinos Escocidos, que nos explicó que Faetón (Faetón-Farruquito, decía él) cogía en su carro el Sol por levante, que levante se llamaba así porque Faetón-Farruquito 'levantaba' el Sol por ahí y se iba (el sol) por poniente, porque Faetón-Farruquito lo 'ponía ahí.
    Para escenificar el asunto sacó a un voluntario (con esa habilidad natural que tienen los encargados de actividades extraescolares de sacar al alumno más carajote de todo el instituto), que eran un morito, en hermosa armonía de mundo heleno y árabe. Recuerdo que a este alumno, para enfadarlo, sus alumnos le decían que tenian una foto suya haciendo la primera comunión.
    Esto es todo lo que mi archivo personal de Faetón es capaz de dar de sí
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Es muy bueno y con mucho humor . Me recordó al relato " las Islas voladoras " de Chejov con el " agujero que iba a atravesar el centro de la luna " ( genial critica sobre Verne ) .
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo con usted C. es un poema muy bueno. Anoto como recomendación el relato de Chejov, que no conocía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Sí es bonito el poema y la idea de que allá abajo cualquier cosa converge. Curiosamente, al leerlo me vinieron a la cabeza unos versos de Miguel D´Ors sobre la idea al revés, lo que sale al mundo desde la tierra: “…la tierra, humilde, elabora metales y eleva hasta la rosa la hermosura”.

    ResponderEliminar
  13. Hola Agnes, muy adecuados los versos de Miguel d´ors, aquí hemos publicado algo de su tío o tío abuelo Eugenio. Tanto Miguel d´ors como Eduardo Jordá están editados en Renacimiento, que hace unos libros la mar de bonitos. A mí de Miguel me gusta:
    'a la espalda la nostalgia
    y delante el misterio'
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Adivinanza de vez en cuando

    (Como el Desanónimo dixit era Rosa Chacel, pero no ha puesto la obra: Memorias de Leticia Valle, la enrevesada pista era referente a Leticia Sabater, que aun no siendo hermana del padre de Amador, Fernando Savater, podía ayudar.)

    1.-
    Del siglo de las grandes novelas; y aunque está enterrado en la patria donde nació, en su epitafio se adjudica nacido en la tierra que tanto habitó.
    2.-
    la novela a la que me refiero es bicolor, las clases sociales se describen y entrecruzan en un mundo de provincias regido por la ambición y la hipocresía. todo acaba muy malamente,pour lui et pour elles.
    3.-
    Del mismo buen rollo de ver arte a tutiplen, le entraban al autor unas congojas que los psicoanalistas aprovecharon para lo suyo.

    ResponderEliminar
  15. Rojo y negro, de Stendhal, toma! quiero mi premio

    ResponderEliminar