lunes, 5 de noviembre de 2018

LOS AMORES DE SYLVIA (ELIZABETH GASKELL) Y LA CERVEZA DE HIEDRA

Dicha cerveza, así lo ordenaba sir Simon, debía hacerse según una determinada receta que él había dejado, en la que la hiedra ocupaba el lugar del lúpulo. Pero la receta, al igual que las raciones, se fue modernizando según el transcurrir del tiempo


Grandes y salvajes borracheras se cogía los antiguos celtas con la cerveza de hiedra, que era además muy tóxica. Estas tajadas las han heredado los irlandeses que emigraron a USA, como el detective McNulty en The Wire.
Yo soy más de lúpulo

lunes, 22 de octubre de 2018

EL RECURSO DEL MÉTODO (ALEJO CARPENTIER) Y EL PÉNDULO DE NEWTON

Al aparecer el ‘estilóbato’, el codazo al Embajador de Inglaterra había repercutido en el costado del Embajador de Italia; del ‘estilita’ al ‘arquitrabe’, del ‘Erecteo’ al ‘Hipas’, los codazos habían corrido, en serie, de embajador a encargado de negocios, de ministro consejero a agregado cultural, hasta el descarnado costillar del Agente Comercial Japonés, que, medio dormido pues no entendía el idioma, estuvo a punto de ser despedido por el empellón, como la bola última del aparato de física que es lanzada al aire cuando la acción de una primera bola del mismo peso, comunica su energía percusiva a seis bolas intermedias, idénticas entre sí


La escena es la siguiente: un orador famoso por pedante está hablando y el auditorio se golpea canalla y solidariamente a cada término excesivo que se recrea en la retórica. Todo el mundo ha vivido una situación semejante, aquí son codazos pero valen igualmente pellizcos y patadas para subrayar el cachondeo.
Sobre el péndulo de Newton, cuya presencia ameniza las salas de esperas de todas las consultas médicas de España, existe una demostración muy elegante aplicando la conservación de la cantidad de movimiento y de la energía para el hecho de que por muy fuerte que empuje uno una bola solo consigue levantar una en el otro extremo. Y por muy flojo que levante dos bolas otras dos son despedidas al otro lado.
Yo siempre que miro un péndulo de Newton por un tiempo acabo tarareando una bambera, ese palo flamenco que adapata los cantes de columpio

lunes, 8 de octubre de 2018

LA GEOMETRÍA DEL AMOR (JOHN CHEEVER) Y LA APLICACIÓN DE LA GEOMETRÍA A LOS ASUNTOS AMOROSOS

Miró hacia abajo y vio pasar una camionetas, después un descapotable, un camión de mudanzas y un camioncito que decía TINTORERÍA EUCLIDES. El famoso nombre le recordó el triángulo rectángulo, los principios del análisis geométrico y la doctrina de la proporción de los conmenfsurables e inconmensurables. Lo que necesitaba era una nueva forma de raciocinio, y Euclides podía servir. Si practicaba el análisis geométrico de sus problemas, ¿no lograría resolverlos, o por lo menos crear un atmósfera propicia para la solución? Tomó una regla de cálculo y consideró el sencillo problema de que si dos lados de un triángulo son iguales, los ángulos opuestos a dichos lados de un triángulo son iguales y el teorema inverso de que si dos ángulos de un triángulo son iguales, los lados opuestos a los mismos serán iguales. Trazó una línea que representaba a Mathilda y los datos importantes acerca de ella. La base del triángulo representaría a sus dos hijos, Randy y Priscilla. Naturalmente, él mismo sería el tercer lado



¿Cómo ha llegado este blog a los siete años y medio de existencia sin conocer este relato de Cheever, que es uno de los ejemplos antológicos de uso de la ciencia en la literatura? El relato encierra en sí mismo muchos de los aciertos y errores típicos que venimos comentando, alguna buenísima idea, alguna imprecisión...
Cuenta Rodrigo Fresán que a William Maxwell , editor del New Yorker, no le gustó nada y que Chever lo vendió por 300o dolares a otra publicación

lunes, 24 de septiembre de 2018

WASHINGTON SQUARE (HENRY JAMES) Y LOS FUNDAMENTOS DE LA GEOMETRÍA

-¿Y no vas a ceder?
-¿Cede una proposición geométrica? No soy tan superficial.
-¿Acaso la geometría no trata de superficies? -preguntó sonriendo Mrs. Almond, que, como sabemos, era inteligente.
-Sí, pero trata de ellas con profundidad. Catherine y su joven son mis superficies; yo les he tomado la medida.


Bien por Henry James. Henry James es un monstruo, no lo voy a descubrir yo ahora y aquí demuestra cómo puede usarse elegante y coquetamente la ciencia en la literatura, para ilustrar la inteligencia de algún personaje (y la suya propia de paso, claro). No obstante, la geometría a la que se refiere sería la plana, existe otra en el espacio o tridimensional que sí se ocupa de la profundidad. 




lunes, 10 de septiembre de 2018

UN RECODO EN EL RÍO (V. S. NAIPAUL), EL PETRÓLEO Y EL ENRIQUECIMIENTO DE URANIO

Consulté algunas de mis revistas científicas y fascículos de la enciclopedia para niños ( que habían llegado a apasionarme) en relación con el uranio. El uranio es una de esas cosas sobre las que todos oímos hablar, pero de las que casi nadie sabe nada. Igual que el petróleo. Por lo que había oído y leído sobre las reservas de petróleo, creía que este mineral corría por arroyos subterráneos. Fue gracias a un fascículo de la enciclopedia como me enteré de que las reservas de petróleo era de piedra y aun podían ser de mármol, y que el petróleo se encontraba en bolsas diminutas. Supongo que de igual modo el General, al oir hablar del inmenso valor del uranio, lo había considerado como un metal superprecioso, una especie de pepita de oro. Mancini, el cónsul, debe de haber pensado lo mismo. Al leer sobre el tema, me enteré que había que procesar y comprimir toneladas y toneladas de mineral, que pese a ello quedaban reducidas a bloques enormes



El 10 de agosto por la noche empecé a leer este libro en Estocolmo (así soy yo, cosmopolita) y al día siguiente me enteré de la muerte de su autor. Aunque en este blog siempre nos ha gustado estar cerca de la actulidad, el asunto me preocupó un poco. Por otro lado, pensaba que si el petróleo era de piedra, como se dice en el texto, era sólo desde un punto de vista etimológico: 'piedra de aceite'. Sigo sin tenerlo claro.
Y con el uranio tenemos el problema añadido de su enriquecimiento, ya que aunque el elemento Uranio es unas 500 veces más abundante en la Tierra que el oro, sólo es util en reactores nucleares un isótopo que lo forma en muy pequeña proporción

lunes, 27 de agosto de 2018

LA CASA DE LOS ENCUENTROS (MARTIN AMIS), MAFALDA (QUINO) Y LOS TIPOS DE TRIÁNGULOS

La historia de amor es triangular, y el triángulo no es equilátero. A veces me gusta pensar que el triángulo es isósceles: ciertamente acaba en una punta muy afilada. Pero seamos honestos y admitamos que el triángulo sigue siendo brutalmente escaleno. Confío, querida mía, en que tengas un diccionario a mano. Nunca hubo que animarte mucho para que respetases como es debido los diccionarios. Escaleno, del griego skalenós: desigual.





Vamos con una asunto básico de las matemáticas, los tipos de triángulos. La experiencia como profesor me dice que no hay que depreciar ningún contenido dando por supuesto que se conoce. No sólo escaleno, como apunta Martin Amis (¿por qué he leído tan pocos libros suyos, si me gustan mucho?) sino también equilátero e isósceles tiene su origen griego. A lo largo de la novela aparcen tres o cuatro comparacions científicas como esta, con fundamento y gracia

lunes, 13 de agosto de 2018

EL CABALLO GRIEGO (MANUEL ALTOLAGUIRRE), UNAMUNO Y LA (DISCUTIBLE) POSICIÓN DE LA FILOSOFÍA RESPECTO A LA POESÍA Y A LA CIENCIA

Don Miguel de Unamuno (1940)
La filosofía se acerca más a la poesía que a la ciencia. El pensamiento de Unamuno, más poético que científico, no nos muestra a su autor como un profesional de la filosofía, cosa que no era, sino como un hombre que solía escuchar preferentemente su subconsciente e inconsciente, creando su obra. Unamuno decía lo que le daba la gana. Sus escritos fueron en su mayor parte poéticos, no lógicos, nacían de su voluntad, a veces contra su razón. ‘El hombre es un animal sentimental’, define. Añadiendo: ‘Más he visto un gato razonar que no reir y llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado’



Muy curiosa esta semblanza de Unamuno que hace Altolaguirre. Bien es verdad que Unamuno es bastante inclasificable, así como su obra, heterogénea y que causa reacciones muy diversas, aunque es cierto que predominan los acérrimos partidarios. El propio Unamuno, por sí mismo podría haber aparecido en este blog, porque en su Cancionero: diario poético, aparecen poemas científicos como éste:

Por lógica y aritmética
al obtener n ritmos
tomas de texto de estética,
la tabla de logaritmos

Por aquí tambiñen dudamos de la capacidad del cangrejo para resolver ecuaciones de segundo grado, incluso las de primer grado, de hecho otro título que se barajó para esta entrada fue EL CABALLO GRIEGO (MANUEL ALTOLAGUIRRE) Y LAS (SUPUESTAS) CAPACIDADES MATEMÁTICAS DE LOS CRUSTÁCEOS (¿MOLUSCOS?)