lunes, 23 de abril de 2018

LA LEY DE MILO MURPHY, LOS TRES ESTADOS DE LA MATERIA Y LAS DIFICULTADES INHERENTES A LA ENSEÑANZA DE LAS CIENCIAS



Le pone buena voluntad la profesora y pone el clásico ejemplo de la reacción del bicarbonato con el vinagre para formar CO2 y la reacción es endotérmica, efectivamente, pero Milo Murphy siempre la lía.
Se sobrepone a algunos contratiempos y acaba protagonizando un video clip a lo David Bowue muy chulo

lunes, 9 de abril de 2018

UN PAPA SEVILLANO (RAFAEL SERRANO BELLO) Y LA REPRESENTACIÓN GRÁFICA DEL CRÉDITO PATERNO FRENTE AL TIEMPO

Una sola cosa aprendida de él le hubiera bastado para sentirse en paz como padre. Una sola. Un padre tiene un crédito que no es infinito, descrito por una curva convexa cuyos máximos se sitúan al principio y al final de la vida del hijo. Sobrepasado ese límite, el hijo se niega a captar más del padre, y está obligado a aprender la lección por otros medios o a ignorarla para siempre. Pero él no tenía la sensación de haber legado nada en absoluto a Gonzalo. La curva que los relacionaba parecía una línea horizontal pegada al eje de las equis. Nunca había tenido crédito




Pues nos gusta poner buenos ejemplos de cómo la ciencia y algunas de sus herramientas pueden ayudar a afinar una idea. Otra cosa es que uno esté de acuerdo con la forma de esta curva. Yo creo que hay dos tipos de influencia del padre en el hijo, una es aquella en la que el hijo es consciente de haberla adquirido y la otra, por definición imposible de calibrar, aquellas cosas que hemos heredado o aprendido sin saberlo. Siempre me ha gustado esta frase de Sándor Màrai sobre sus antepasados en sus memorias:
Tengo que hablar de los muertos, así que debo bajar la voz. Algunos están completamente muertos para mí; otros sobreviven en mis gestos, en la forma de mi cráneo, en mi manera de fumar, de hacer el amor, de alimentarme: como y bebo ciertas cosas por encargo de ellos. Son numerosos. 
En su momento definí esta novela, Un Papa sevillano, como una mezcla de Gramática parda, de Hortelano y Poderes terrenales de Burgess

lunes, 26 de marzo de 2018

FLECHA EN EL AZUL (ARTHUR KOESTLER) Y LA VELOCIDAD EN SISTEMAS DE REFERENCIA INERCIALES

El contenido del capítulo que leía en esos momentos era éste: mientras el obús que lleva a los exploradores hacia la Luna viaja por el vacío muere uno de los animales que se encuentran a bordo, un pequeño foxterrier. Después de algunas dudas, los exploradores deciden arrojar el cadáver a través de la hermética escotilla. Así lo hacen; luego, al mirar por la espesa ventana de vidrio, advierten con horror que el cuerpo del perro vuela paralelamente a ellos por el espacio. No cae, porque conserva la velocidad del obús, así como un objeto arrojado por la ventana de un tren en movimiento conserva la velocidad del tren; y fuera de la atmósfera terrestre no hay ninguna clase de fricción que pueda frenar el movimiento.
Gradualmente, el cadáver va separándose de la ventana, impelido por la persistencia del suave envión que lo había arrojado por la escotilla; pero aunque retrocede lentamente, conserva su velocidad paralela y sigue frente a la ventana.
El perro muerto se ha convertido en un planeta o en un meteoro que seguirá girando sobre su oscura órbita elíptica alrededor de la tierra, eternamente. 




Pues he encontrado este texto que es ya por sí solo toda una entrada de blog, ya que el propio Koestler comenta el contenido científico del texto de Verne. Recomiendo toda la autobiografía de Arthur Koestler como método de de conocimiento del siglo XX, ya que el tío se metía en todos los embolados posibles. Tanto era así, que recuerdo de joven leer estas memorias y contarle a mi hermano en nuestra habitación compartida todas sus peripecias, incluida una experiencia mística en la cárcel de Sevilla, buen sitio, Los Arcos para las experiencias místicas. Mi hermano le apodó 'el fantasma', porque no podía creer que fuera cierto todo lo que contaba. No voy a hacer spoiler de cómo termina la autobiografía y la propia vida de Koestler.

lunes, 12 de marzo de 2018

SOLENOIDE (MIRCEA CARTARESCU) Y LAS LÍNEAS DE CAMPO MAGNÉTICO

Pero el hecho de que los imanes se juntaran con un fuerte clic metálico siempre que los arrimaba, o que atrajeran todas las cosas de hierro- grapas, ganchos, agujas, monedas- no me resultaba extraño, pues al fin y al cabo eran unos imanes iguales a los que había visto en la cooperativa de Electrobobinas de Ghiocei, cuando en el sexto curso saltábamos la valla para hurgar entre los montones de deshechos del patio. El milagro acompañado a veces por una especie de pánico empezaba en el momento en que, al cambiar la posición de los imanes, aparecía de repente entre ellos una almohadilla elástica invisible y, pro mucho que intentaras acercarlos, se alejaban el uno del otro como si esa almohadilla fuera un bloque de hielo transparente que se estuviera derritiendo. Era la primera prueba de que en el mundo hay cosas que no puedes ver con los ojos y que, sin embargo, están ahí, que, como cualquier otro objeto, bloquean tu paso y ocupan una zona del espacio con la misma legitimidad hastiada con que lo harían una mesa o un vaso. Esos dos imanes detectaban entre ellos un fantasma, una irrealidad, abrían una puerta hacia otro mundo de imposibilidades concretas y palpables. En ese momento habrías querido coger con la mano, como a un gorrión enfermo, aquella almohadilla regordeta, y jugar con ella como si fuera una pelota de goma, pero su existencia se te antojaba unida a la de los dos imanes de forma tan fuerte e indisoluble como parece unida a nuestros ojos la propia realidad.



Ya dije algún día que textos como este servirían como cita introductoria en el capítulo de campo magnético de un manual de Física. Otra utilidad es que cuando yo explique el campo magnético y el fenómeno que se comenta deje caer en clase expresiones como 'almohadilla elástica invisible como un gorrión enfermo' y confiar en que algún alumno aprecie la cursilería.
Este párrafo de Cartarescu me gusta por dos motivos. Primero porque consigue una de las funciones de la literatura: hacer visible lo invisible. Y también me gusta porque narra el asombro infantil de los primeros descubrimientos, un sentimiento que tanto la ciencia como la poesía reclaman para sí 

lunes, 26 de febrero de 2018

EL MUNDO SEGÚN GARP ( JOHN IRVING) Y LOS TRATAMIENTOS DE PITO PREVIOS A LA PENICILINA

La mayoría de los tratamientos de pito que Jenny veía se aplicaban a soldados. El Ejército de los Estados Unidos no empezó a beneficiarse del descubrimiento de la penicilina hasta 1943 y muchos soldados no la conocieron hasta 1945. En el Boston Mercy, en los primeros meses de 1942, por lo general, los pitos se trataban con sulfamidas y arsénico. Para la gonorrea se usaba sulfatiazol, diluido en enormes cantidades de agua. Para la sífilis, en los tiempos anteriores a la penicilina, aplicaban neoarofenamina; Jenny Fields consideraba que ese era el fin al que podía conducir el sexo: introducir ‘arsénico’ en la química humana con la intención de purificar la química.


Gran descubrimiento la penicilina, sí señor. Según cuenta Fleming se produjo el 28 de septiembre de 1928, aunque no está del todo claro que el descubrimiento fuera tan casual como se cuenta. El mundo según Garp es una novela muy buena, pero no recomendada para padres con tendencia a preocuparse. En el prólogo, John Irving intenta contestar a las dos preguntas más odiadas por los escritores según él: ¿de qué trata la novela? y ¿es autobiográfica?

lunes, 12 de febrero de 2018

MUELLE VIEJO O HABLA EL CAZÓN DE SU ACCIDENTE (FERNANDO QUIÑONES), LA ECOLOGÍA, EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA SUPERPOBLACIÓN DEL PLANETA

...porque vaya, estando como estamos a mediaos de octubre, anda siendo un tiempo malo, vengan agua y frío. Aunque luego limpie y a lo mejor duran los días buenos hasta el Niñodió, como el año pasado, de momento ni que estuviéram n´el Norte, yo digo que es verdá, que las miasmas atómicas están echando a perder la Naturaleza, que es sabia, y el daño que llevarán hecho por esos mares con tanta esplosión de prueba de mierda, y además que tiran el petróleo al agua y eso mata, de golpe o poquito a poco lo que sea, ¿es así o no es así? La merluza, no sé si viste el otro día en la tele que cada vez entra menos y que la que entra es peor. Es que también somos muchas bocas, una cosa mala. Como que en el mundo hay ahora tantos vivos como muertos; tú cuentas la gente, a ver si me explico, cuentas la gente que ha habido de Adán y Eva hasta hot, ¿no?: pues tantos como se han muerto desde entonces, están ahora comiendo, que venía en el Diario. O sin comé. Una cosa mala.



El Cazón habla lavangelio sobre estos temas tan controvertidos. Algún día se valorará en su justa medida cómo la ciencia ha enriquecido las conversaciones sobre el tiempo, antes sosas y repetitivas. Ahora puedes aliñarlas con un par de conceptos científicos, como por ejemplo, la sensación térmica, de la que ya hablamos en su momento.
Una cosa mala

lunes, 29 de enero de 2018

EMPIRE FALLS (RICHARD RUSSO) Y LA PROBABILIDAD DE SUCESOS INDEPENDIENTES

- Podría ser una hermanita
- En nuestra familia dominan los chicos
- Entonces nos tocaría una niña- dijo Miles
- La cosa no funciona así. No es como lanzar una moneda al aire, sabes
- Entonces, ¿cómo funciona?- A Miles sí le parecía que era como lanzar una moneda, y no veía razón alguna para que su padre utlizara tan dudosa lógica sólo porque era adulto
Max le miró, sonriendo de nuevo, aunque Miles deseó que no lo hubiera hecho
- Es más como tirar los dado-dijo Max-. Pero unos dados sin números. Un cubo tiene seis caras, ¿no? En nuestra familia, cinco caras del cubo llevan escrita la palabra ‘chico’ y una sola ‘chica’. Si tuvieras que apostar dinero, ¿tú qué dirías?
Miles hizo sus cálculos. Al cabo de un tiempo dijo:
- ¿Cuántos hijos tiene tío Pete?- El hermano mayor de su padre se había mudado al oeste, a Phoenix (Arizona), hacía veinte años
- Cuatro. Todos chicos
Miles asintió y dijo:
- Y tú me tienes a mí
- También eres un chico, si no recuerdo mal
- Son cinco seguidos. Chica ponía en la sexta cara, ¿no?




La cosa no funciona de ninguna de estas maneras, creo yo. La probabilidad de tener niño o niña es del 50% y no depende de los niños que se tengan antes o después ni de los que tenga tu tío, por supuesto. 
La ley de los grandes números dice que el número de niños se aproximará a la mitad del de niñas cuando el número de hijos sea enorme. Pero sólo se cumple para números enormes, todo conocemos la típica familia de 9 niños de tanto buscar la niña.  Con la pequeña muestra familiar de la que se habla, se trata de puro azar, es decir, que sí sería como lanzar una moneda al aire, un 50%