lunes, 20 de mayo de 2019

DEPARTAMENTO DE ESPECULACIONES (JENNY OFFILL) Y EL DISCO DE ORO

El disco de oro contenía saludos en cincuenta y cuatro idiomas humanos, así como en el lenguaje de las ballenas, además de noventa minutos de música de todas las partes del mundo y ciento diecisiete fotos de la vida en la Tierra. Las fotos pretendían representar el espectro más amplio posible de la experiencia humana. Solo se prohibieron dos cosas, ya que la NASA había decretado que las fotos no podían representar ni sexo ni violencia. Nada de sexo porque la NASA era muy timorata, y nada de violencia porque las imágenes de ruinas o de explosiones de bombas podrían ser interpretadas como amenazadoras por los alienígenas




El 1977 se lanzó este disco mediante una sonda espacial. Es como lanzar un mensaje en una botella al océano, pero con menos posibilidades de que alguien lo reciba. Y con muchísimas menos posibilidades aún de que el hipotético receptor sea capaz de descifrar el mensaje.
La manera de encontrar un lenguaje común con una civilización extraterrestre está narrado en esa formidable película de filología-ficción que es "La llegada"

lunes, 6 de mayo de 2019

EL HÚSAR EN EL TEJADO (JEAN GIONO) Y LAS LIMITACIONES DE LAS AUTOPSIAS

Supongamos que tenemos a un hombre, o a una mujer, abierto de la cabeza a los pies como un buey en el mostrador sobre el cual se inclina el facultativo con todo su instrumental. Este último puede saber muy bien de qué ha muerto el hombre, o la mujer. Pero el sentido profundo del ‘porqué’ es otro asunto. Un asunto que, para ser esclarecido, necesitaría el conocimiento de ‘cómo’ ha vivido ese hombre, o esa mujer. Ocurre que ese hombre, o esa mujer, ha amado, odiado, y mentido y ha sido objeto del amor, el odio y la mentira de los demás. Pero de eso no queda ninguna huella en la autopsia



No se puede pedir peras al olmo. El alma humana es insondable en sus dos acepciones y plausible, también en sus dos acepciones. Sólo faltaría que en la autopsia nos cotillearan todas las intimidades. En justa reciprocidad, un amigo íntimo no sabe nada acerca del estado en el que se encuentra tu páncreas.
Curioso que esta novela de mitad del siglo XX sea pionera en el uso del lenguaje inclusivo, con tanto hombre, o mujer

lunes, 22 de abril de 2019

YO HICE A ROQUE III (ANTONIO OZORES) Y LOS CAMBIOS DE UNIDADES


135 lb ·0,45kg/1 lb = 60,75 kg pesa Andrés Pajares. Este es el resultado correcto. Ligero, pero no tanto como la Flaca de Jarabe de Palo, que eran 100 libras de piel y hueso, esto es 45 kg. Aprender a cambiar unidades por factores de conversión no es un capricho de los profesores de Física y Química, sino la manera de intentar evitar escenas como la de esta película, que si bien es buena película, ni se acerca a las originales de Rocky.
Cuando se lían al final con las pesetas recuerdo a mi juventud sevillana en la que una libra eran 100 pesetas, sobre todo en el ambiente canalla

lunes, 8 de abril de 2019

ULISES (JAMES JOYCE) Y LA PATATA COMO TRATAMIENTO DEL REUMATISMO

BLOOM (con delicadeza) Devuélveme la patata ¿quieres? 
ZOE Has perdido la prenda, una cosita muy chiquitita. 
BLOOM (con sentimiento) No es nada, pero aun así, es una reliquia de la pobre mamá. 
ZOE Santa Rita, Santa Rita, lo que se da no se quita. ¡Mano maldita! 
BLOOM Es un recuerdo. Me gustaría tenerla. 
STEPHEN Tener o no tener ésa es la cuestión. 
ZOE Toma. (se tira hacia arriba de un volante de la combinación, revelando el muslo desnudo, y se desenrolla la patata del remate de la media) Los que esconden saben dónde buscar
(...)
En el escalón de la puerta se palpó el bolsillo del pantalón en busca de la llave. No está ahí. En los pantalones que me quité. Tengo que cojerla. La patata la tengo. Armario chirriante. No hay por qué molestarla. Se volvió adormiladamente en ese momento.
(...)
Estoy buscando eso. Sí, eso. Prueba en todos los bolsillos. Pañue. Freeman. ¿Dónde lo he? Ah, sí. Pantalones. Patata. Monedero. ¿Dónde?
(...)
(Se remanga un pico de la falda y se registra la faltriquera de la saya blava a rayas. Un frasco, un agnusdéi, una patata arrugaday una muñeca de celuloide caen)
(...)
ZOE Lo noto. (La mano se le desliza en el bolsillo izquierdo del pantalón y saca una patata dura negray arrugada. La examinay a Bloom con húmedos labios mudos) 
BLOOM Un talismán. Reliquia de familia.
(...)
¿Señor? ¿Papa pal reuma? Todo bobadas, me pendonarás que diga. Pal populacho. Me paice que eres un grandísimo tontarras





Todo lo que sea poner un poco de orden en esa locura de libro que es el Ulises es ya un éxito de antemano. A mitad de camino entre terapia y talismán, es cierto que se llevaba una patata cruda encima y así se dice que la lleva Leopoldo Bloom en varios momentos de la novela. Ignoro totalmente la eficacia de este uso tópico de la patata, aunque alguna cosa sí he encontrado sobre el jugo de patata cruda. En el propio Ulises se manifiestan dudas sobre el tratamiento en el último fragmento que hemos puesto: todo bobadas, me pendonaréis, pal populacho.

lunes, 25 de marzo de 2019

SÁBADO (IAN MCEWAN) Y EL GATO DE SCHRÖDINGER

Al alejarse de la ventana, recuerda el famoso experimento mental que aprendió hace mucho tiempo en un curso de física. Un gato, el gato de Schródinger, oculto a la mirada en una caja tapada, o bien está vivo o bien acaba de morir a causa de la actividad aleatoria de un martillo que golpea una ampolla de veneno. Hasta que el observador levanta la tapa de la caja, las dos posibilidades existen, la del gato vivo y la del gato muerto, una al lado de la otra, en universos paralelos, igualmente reales. En el instante en que levantan la tapa de la caja y examinan al gato, una onda cuántica de probabilidad se derrumba. Para él nunca ha tenido sentido nada de esto. Ningún sentido humano. Sin duda es otro ejemplo de problema de referencia. Ha oído que hasta los físicos lo están arrumbando. A Henry le parece que trasciende los requisitos de una prueba: un resultado, una consecuencia, existe por separado en el mundo, independiente de él mismo, conocido por otros, a la espera de que lo descubran. Lo que entonces se derrumba es su propia ignorancia. Sea cual sea el tanteo, ya está anotado. Y sea cual sea el destino de los pasajeros, estén asustados y a salvo o estén muertos, ya habrán llegado.



Si de algo estoy orgulloso en las 228 entradas que se han publicado en estos 8 años de blog es de haber eludido algunos aspectos antipáticos. No me he dedicado exclusivamente a buscar gazapos, por desconectar de mi profesión, mayormente. Tampoco he caído en los tópicos científicos, no os podéis imaginar cuántas veces aparece el gato de Schrödinger en las novelas, es casi un protagonista más, daría para un estudio propio. Mucho mérito por mi parte haber aguantado y que esta sea sólo la segunda vez que hablamos del dichoso gato, y la primera fue por hablar de una buena  película .
Aquí van pues los consejos de este blog de esta quincena: no andar corrigiendo a la gente y huir del topicazo como de la peste

lunes, 11 de marzo de 2019

FANTASMAS (CHIMAMANDA NGOZI ADICHE) Y EL DESPRECIO QUE SUFREN LAS CIENCIAS SOCIALES

Daba clases de sociología, y aunque muchos de los que nos dedicábamos a las ciencias de verdad considerábamos a los de ciencias sociales como recipientes vacíos que tenían demasiado tiempo libre y escribían montones de libros ilegibles, a Ikenna lo veíamos de otro modo. Le perdonábamos su estilo autoritario, no tirábamos a la basura sus panfletos y admirábamos bastante le erudita acritud con que exponía los temas; su audacia nos convencía.




Ocurre a veces que los hombres de ciencia se sienten ofendidos por las ciencias sociales de un modo muy intenso. Esta intensidad casi nunca la provocan las letras puras, o por lo menos es un desprecio de otro estilo Creo que lo que se le echa en caras a las ciencias sociales en su intento de revestirse de autoridad científica con elementos propios de las ciencias: estadísticas, gráficas...Todo esto está muy bien explicado en La razón estrangulada, de Carlos Elías

lunes, 25 de febrero de 2019

CANCIÓN QUE SUELE UTILIZARSE PARA DEMOSTRAR QUE LA TIERRA ES REDONDA (LUIS ROSALES) Y UNA REFUTACIÓN POÉTICA DEL TERRAPLANISMO


El tren se marchaba y
lo iba sintiendo más lejos
pero acercándose a mí



Queda demostrado. Tiene toda la razón: cuando te vas, si no te desvías, comienzas a acercarte. Esto no ocurriría si la Tierra fuese plana. Pasa algo parecido con el tiempo. Si no te gustan los lunes tu día favorito debería ser el martes, que es el que estás más alejado del siguiente lunes. O incluso te deberían gustar los lunes pues son los días más alejados de los lunes.
Los trenes y sus estaciones son insuperables como inspiración literaria
- ¿Más que los barcos y los puertos y que los aviones?
- Sí, mucho mas
Valga como ejemplo este blues de Robert Johnson que luego tocaron los Stones

Well I followed her to the station
With a suitcase in my hand
Yeah, I followed her to the station
With a suitcase in my hand
Whoa, it's hard to tell, it's hard to tell
When all your love's in vain
When the train come in the station
I looked her in the eye
Well the train come in the station
And I looked her in the eye
Whoa, I felt so sad so lonesome
That I could not help but cry
When the train left the station
It had two lights on behind
Yeah, when the train left the station
It had two lights on behind
Whoa, the blue light was my baby
And the red light was my mind
All my love was in vain
All my love's in vain

lunes, 11 de febrero de 2019

TIEMPO DE GUERRAS PERDIDAS (J.M. CABALLERO BONALD) Y LAS RADIOS DE GALENA

Fabricar un receptor de galena me causó el mismo efecto maravilloso que si me hubiera asomado al otro lado del espejo. No sé muy bien cuándo ocurrió exactamente ese episodio fastuoso, pero debió ser durante el primer invierno de la guerra civil. Yo ya había oído hablar en el colegio de tan misterioso aparato, pero no acabé de creer en su efectividad hasta que don Marcelo, el profesor de ciencias naturales, me confirmó que no sólo era cierto, sino que muy bien podía fabricármelo yo mismo. Incluso me enseñó alguna muestra de galena, un mineral portentoso, una rara mezcla de plomo y azufre cuyos cristales tenían la increíble propiedad de captar determinadas señales acústicas. Por lo visto era el el azufre quien atraía el sonido y el plomo quien se encargaba de retenerlo. Una prueba más de la presencia divina en la naturaleza, añadiría don Marcelo, instruyéndome de paso sobre los diverso útiles que necesitaba para construir el artilugio

                               
Comprendo perfectamente que le parezca maravillosa la radio de galena porque lo es. Bien por don Marcelo motivando a tope al alumnado en las ciencias. Aún se siguen haciendo radios de galena en centros escolares, porque sigue siendo muy misterioso cómo funcionan; creo que es bastante dudosa la explicación que se de aquí de que el azufre atraiga el sonido y el plomo lo retenga, aunque es cierto que la galena es sulfuro de plomo, PbS

lunes, 28 de enero de 2019

EL MAGO (JOHN FOWLES) Y EL PRINCIPIO DE HEISENBERG

Pero era probable que hubiera incluido en su ‘experimento’ el principio de Heinsenberg, de modo que en gran parte pudiese ser indeterminado, tanto para el observador-voyeur, como para nosotros en nuestra calidad de partículas humanas objeto de la observación



Creo que es de las mejores alusiones a la relación de incertidumbre de Heisenberg que he leído en novelas. Este principio establece la imposibilidad de conocer a la vez con precisión algunas parejas de magnitudes. Hay cierta tendencia a confundirlo con la pertubación que provoca en la medida la presencia del observador. Este error intrínseco a la medida, que mucha gente ve como una limitación, a mí me hace sentir casi como un dios, modificando el mundo con mi mirada

lunes, 14 de enero de 2019

EL MÉTODO KOMINSKY (CHUCK LORRE) Y EL ENVEJECIMIENTO DESDE UN PUNTO DE VISTA ENTRÓPICO


Me chirría bastante esta unión de conceptos biológicos y físicos, pero merece la pena solo por escuchar esta conversación. Si el proceso del envejecimiento es un camino hacia el desorden, ¿qué sería el crecimiento embrionario?

lunes, 31 de diciembre de 2018

PRIMERA LUZ (CHARLES BAXTER) Y LA TRAYECTORIA DE UN FOTÓN

En las afueras de Buffalo, Dorsey dice:
- Estoy mareada. Tengo el mal de la autopista. No se debe a la distancia, no, son las autopistas, los peajes, la velocidad, el tiempo y el hecho de que no puedes tomar ninguna decisión. Es como ser...- Piensa un momento-. Es como ser un fotón. No puedes decidir adónde vas.
Hugo se encoge de hombros y mantiene la vista en la calzada


La primera vez que leí este texto también me encogí de hombros, como Hugo, ante semejante pedantería. Pero luego he visto que es un buen ejemplo, el fotón va también por carriles de los que no es fácil salir. También valdría un planeta moviéndose por el espacio. Uno va hacia delante sin ser consciente, igual que hemos acabado este 2018 aquí mismo.
En cualquier caso el mal de la autopista es preferible al mal de la autopsia, que ya no tiene remedio

lunes, 17 de diciembre de 2018

RATAS EN EL JARDÍN (VALENTÍ PUIG) Y LA CONTRIBUCIÓN DE LA GRAVITACIÓN NEWTONIANA A NUESTRA FELICIDAD

Espléndido instante solitario de plenitud feliz. Todo gira alrededor de esta satisfacción, pero no de mí, no alrededor de un ego autocomplaciente, sino pletórico aunque no sea un día de trabajo provechoso. En casos así, la gravitación newtoniana es perfecta: los platos se mantienen sobre la mesa, cuchara y tenedor no se caen de las manos, el champán pasa de la botella a la copa sin accidentes, las conversaciones de los demás comensales suenan a una distancia remota y los camareros entienden que todo tiene que ir aún mejor

 Tal y como escribió Gonzalo Torné en El Cultural de El Mundo, el autor de este blog desdeñó el lado previsible de la simple búsqueda de gazapos. No por elegancia sino por intentar desconectar de su trabajo de profesor y su tarea de padre, que ya satisface con creces sus deseos de andar regañando.
Así pues, dice bien Valentí Puig: la gravitación newtoniana es perfecta, en casos así y casi siempre. Y si una de sus funciones es redondear la felicidad de alguien no seré yo quien lo contradiga. Yo mismo he notado alguna vez cómo las ecuaciones de Maxwell me hicieron sonreir