lunes, 7 de diciembre de 2015

TODO EL MUNDO TIENE ENVIDIA DE MI MOCHILA VOLADORA (TOM GAULD), INTERSTELLAR Y LA CONSPIRACIÓN LUNAR



Esta quincena tenemos una entrada muy variada. En primer lugar una viñeta de un libro muy bueno de Tom Gauld. Luego una escena de "Interstellar", también muy recomendable. Todavía hay gente seducida ante la idea de que realmente el hombre no fue a la Luna. Y sí que fuimos. Y volvimos varias veces, todas ellas en el intervalo 1969-72, como ilustra la viñeta de Tom Gauld. La escena de Interstellar la veo más como un guiño a 1984 que a la conspiración lunar

video


Y para terminar un videotaller de Eugenio Manuel Fernández Aguilar que organizamos para los profesores de Castilla-La Mancha, en el que se refutan uno a uno los reproches que se le hacen al hecho de que hayamos podido llegar a la Luna. Eugenio es experto en el tema y autor de "La conspiración lunar, ¡vaya timo!", libro en el que se desarrollan las ideas expuestas


El hombre en la Luna: ¿alunizaje o aluzinaje? from CRFP CLM on Vimeo.

10 comentarios:

  1. Pues sí que hay variedad en esta entrada. Primero la viñeta de Tom Gauld con mochilicas en vez de rosas pero muy estilo El Principito, así sin malicia y con buen rollito.
    Luego la película con mal rollo de propaganda y el muchacho asustado que le acaban de decir que los Reyes no son los padres.
    Al final el video donde su autor confiesa que no se ha encontrado nunca con un Apolo de verdad, pero que puesto al pie de la Giralda uno se hace a la idea de cómo es y esa imagen me ha gustado y me hace mirarla de otra manera.
    En la lírica de las cantarullas de mi tiempo, no había problema pero yo no sé si a las nuevas generaciones les suena

    Qué felices seremos los dos!
    y que dulces los besos serán,
    pasaremos la noche en la Luna,
    en mi casita de papel alalirú

    ResponderEliminar
  2. Dear woman
    Qué buena definición de los dibujitos de Tom Gauld, sin malicia y de buen rollito.
    Nos ha faltado comentar que el nombre griego de Luna ha dado nombre a un elemento químico, el Selenio
    También tenemos aquella otra cantarulla de "quisiera ser tan alto cómo la Luna..." que tantas versiones admite

    See you later alligator

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas, soy nuevo en este blog, al que he llegado por casualidad.
    Muy bueno el último video sobre los viajes a la luna. Y me ha encantado el entusiasmo del tal Eugenio al trabajar las distintas competencias.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas y sea bienvenido al blog que ha encontrado casualmente, espero que le guste.
    El videotaller de Eugenio es efectivamente muy completo,
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sugerente el tema de hoy. Es cierto que a uno se le escapa toda comprensión del lado técnico-matemático. Y a uno se le viene, en cambio, el lado versátil de la fe. Y es que toda falta de la misma en nuestra íntima reflexión la depositamos fervorosamente, sin embargo, en el Oráculo de TV. La verdad es que de los grandes hitos de la Ciencia (en lenguaje del Oráculo) no hemos podido participar o ser testigos la práctica totalidad de nosotros. Pero la omnisciente TV, ya en esos años de los sesenta, nos exhortó a todos y nos señaló las luces y las sombras que, inefáblemente, rodeaban a aquellos cosmonautas americanos. Yo soy de los que no se deciden a afirmar o negar la verosimilitud de aquello.
    Por entonces andaba yo en los doce o trece años y habíamos encendido una hoguera junto a las vías del tren y del río los vecinos de unas chabolas que llamaban la Huerta de los tres escalones. Ya sé que, en el mes del acontecimiento, montar un fuego en el sur de Andalucía parece bien extraño, pero así era entonces y en aquel sitio, en el que las techumbres de las viviendas dejaban pasar la lluvia en muchos casos o contemplar la luna enmarcada por troncos astillados y en las que, sin embargo, se erguía ya en algúna esquina privilegiada la poderosa testa y locuaz de la TV. Cuando llegó el maravilloso momento los mayores nos avisaron a gritos para que acudiésemos. Y ¡he aquí la infinita fe de los niños que despreciamos el fuego certero y la bóveda estrellada y corrimos alborozados a admirar aquella proeza, aquel mensaje que nos enviaban los americanos y que nos mantuvo silenciosos durante unos minutos. Posteriormente tampoco hemos sido capaces -al menos yo- de descifrar aquella cosa tan abstracta.

    ResponderEliminar
  6. El sábado pasado escribí un comentario que me parece que ha desaparecido. No sabía yo cuánto se iban a parecer a mí mis traviesos retoños.
    En fin, hablando ahora en serio te diré unicamente que te felicito por esta última entrada, sobre todo por el video-taller acerca de nuestra tan traída y llevada Luna. Parece ser que, hayamos llegado o no hasta ella (no soy de la 2º opinión,aunque aquella inolvidable noche cierta joven preguntó al ver las imágenes de la tele: Si están en la Luna,¿cómo es que no se caen?),la Luna no ha perdido su halo de... ¿fantasía, misterio, romanticismo? Menos mal.
    Un abrazo.
    Evanesc

    ResponderEliminar
  7. Estimado Restrasmisión.
    Sugerente, lo que se dice sugerente, y evocador, digno de ser desarrollado en un relato o de un guión para un cortometraje, es su propio comentario, capaz de llevarnos al calor de una hoguera sureña. Bien pensado es una experiencia astronómica, hacer una hoguera bajo el cielo.
    Cierto es que he escuchado en alumnos el argumento de "es cierto porque lo han dicho en la tele", pero eso conduce a otro debate sobre periodistas especializados en ciencias o divulgadores científicos que escriben en la prensa.
    No había nacido yo todavía en aquella ocasión y tengo cierto capricho en que antes de morirme volvamos a la Luna, aunque tengo bastantes dudas, porque creo que falta algo fundamental para volver, un buen motivo. En cualquier caso ya no me cogerá con doce o trece años, que parece una edad ideal para disfrutar del momento.
    Pensando en la Luna me viene a la memoria una buena película que vi titulada "Moon" y que dirigió el hijo de David Bowie; la recomiendo.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  8. Estimada Evanescen
    Misterios de la blogosfera, donde se extravían algunos comentarios. No sabía que iba a tener tanto éxito el video taller, lo cierto es que hicimos muchos en colaboración con Naukas, dejo por aquí el enlace por si encotráis algún otro que os inerese: videotalleres Videotalleres
    Eso de no se caen recuerda al chiste de malo del niño que le pregunta a su padre qué está más cerca, si la Luna o Madrid.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. La importancia de la luna es la abundancia de Helio 3, necesario para la fisión nuclear que requiere la conquista de un planeta amable . La luna será la lanzadera hacia la conquista del espacio , allí habrá que cargar las naves con el helio 3 procesado que permita reducir años luces en recorridos interplanetarios.
    Algo así se lo oí a Morgan Freeman, que ha salido ileso de un accidente de avión, y que es un genio en asuntos de ciencia y del Universo , además te lo cuenta para que te lo creas, no para que te entretengas, a mi me convence con pensamientos difíciles de creer, pero Morgan es muy convincente, por eso un grande del celuloide.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Silvio
    No tenía ni idea de que Morgan Freeman fuera un genio de la ciencia. Sí conocía sin embrago que el guitarrista de Queen se doctoró hace poco en Física, retomando una carrera de científico que abandonó por la música. Qué cosas.
    Un saludo

    ResponderEliminar