lunes, 23 de junio de 2014

EL ASTRONAUTA (JAVIER AGUIRRE) Y EL COMBUSTIBLE DE LOS COHETES ESPACIALES

No es que yo diga que "2001 una odisea en el espacio" sea una mala película. También me gustó "Moon", del hijo de David Bowie. Pero sí mantengo que ninguna película espacial podrá superar a este astronauta de Toni Leblanc. Ahora se habla mucho del equipo científico que asesora "The Big Bang Theory" pero esta película también tuvo buenos asesores que hablan de propergoles, hidrazina y queroseno, que quizá eran los combustibles en los años 70. Incluso se menciona con criterio la velocidad de escape. Chapeau para ellos.

video


5 comentarios:

  1. Muy entusiasta lo veo, amigo Partre, de Tony Leblanch y su astronauta. He de decirle por amor a la verdad que en muchas de aquellas películas se compatilizaba un cierto decoro en los medios (el cono imiento de combustbles adecuados en este caso) con una gran pobreza (e incluso cutrerío) en la considera ión de los fines.
    Otro día seré más extenso, pues diversos males aquejan a mi ordenador y escribo drsde un medio ajeno,
    Atentos saludos

    ResponderEliminar
  2. Aunque esté feo comparar, me ha venido a las mientes (antes se decía así, y no a la mente, no sé yo porqué siendo la mente una ) la película Calabuch. Ahí se juntaba la ciencia pirotécnica local y fallera con la ayuda inestimable del sabio que huía del mundanal ruido, igualmente se ensalzaban otras artes como el ajedrez y la pintura artesanal de la barca.
    A través del video vemos cómo se expresa el burraco autóctono al que Don Anselmo refrena con una miaja de tecnicismos.
    Ya se ha hablado en este blog de las virtudes de una buena bata para el científico y del tufillo sapiencial que emana, por ello Don Anselmo la lleva e incluso Don Alfredo , harto de coles primarias, ha decidido volver a ella.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Basin,
    pero compárese con la actualidad, verá que es preferible la pobreza y el cutrerío a la prenciosidad sin límites, o lo que es lo mismo, la misma pobreza y el mismo cutrerió envueltos en supuesta genialidad.
    Espero que solucione pronto sus problemas informáticos

    ResponderEliminar
  4. Adivinanza de vez en cuando
    (Enhorabuena a don Dixon pues era efectivamente La esfinge Maragata de Concha Espina. Una gran escritora con fundamento y literatura femenina no de usar y tirar como se lleva ahora )
    1.-
    Aunque su nombre suena a cantautor , él no lo era, oiga,y anduvo por Tijuana que es un nombre muy sonoro pues recuerda a botijo y a Juana. No me explico como lo pronunciaría él con la boquita que ponen los de su tierra.
    2.-
    La novela trataba de que si me voy que si no me voy pero al final se va.
    3.-
    Fuera aparte de la crítica social y de esas cosas que se dicen siempre , la historia recuerda a esos amigos del oeste, el bueno y el malo. ,

    ResponderEliminar
  5. Muy bien visto lo de Calabuch, peliculón. El del ajedrez era Pepe Isbert en el faro,no? Y el trompetista que pretendía a la hija del guarda, el de las letras de la barca....ahora me estoy acordando. En esa misma película creo que aparecía un Ozorez haciendo de torero con una vaquilla que llevaba en una camioneta, aunque ya no sé si la estoy confundiendo con otra película.
    Ya se ha hablado aquí de la bata, sí señor y yo ya debí haber dicho que he tenido una bata colgada en todos los armarios de todos los pisos de alquiler en los que he vivido en mi periplo como interino. Y que esa bata no me la he puesto ni un sólo día, pero que disciplinadamente aceptaba que mi madre me la metiera en la maleta, puesto que era yo muy joven, pero ya había descubierto la inutilidad de discutir con una mujer en general o con una madre en concreto sobre determinados asuntos.
    A woman anda usted muy bien de las mientes, porque recordaba que el debate sobre las batas ya se había producido, y este blog tiene ya más de tres años
    vengaaaaaaaa

    ResponderEliminar